PRENSA



La creación artística es un gozo. Un proceso íntimamente espiritual, relacionado con los sentimientos sublimes del ser humano como máxima aristotélica, que provoca deleite en quienes la aprecian. La producción artística de Juan Jiménez (Madrid, 1942) viene a esclarecer el misterio del arte en manos que hechizan la creación.

Sus piezas transpiran una comunión entre idea, oficio y espiritualidad. Paisajes, desnudos, tauromaquias, santos, casi todo lo que vemos, despierta en el artista, extrañas resonancias. Jiménez pinta, vuelve a pintar, dibuja y dibuja. Fuera de corrientes preestablecidas y de modas, recrea el microcosmos que le rodea, con un virtuosismo sin igual.
El artista ama la plástica total, la sugerencia de las formas que van apareciendo en sus piezas; comienza su labor manchando el soporte con gamas de colores y revela formas diversas, como si se estableciera un juego interactivo con el espectador.

Con una excelente capacidad de observación y talento innato, atesora una excepcional trayectoria artística donde se destacan las múltiples exposiciones individuales realizadas. Entre ellas: “Fraternidades” en el Instituto Cervantes de Marrakech (Marruecos, 2013), “Toros en el Casino” (Madrid, 2013), “Dos santos portugueses” (Madrid, 2013), “La fiesta de los toros” (Guadalajara, 2013), “A beleza do nu” (Lisboa, Portugal, 2011), “Toros y paisajes” (Soria, 2010), “Portugal aquí al lado” (Madrid, 2009), “Arco, Lisboa-Madrid” (Madrid, 2009). Jiménez ha recibido varios premios, tales como: Medalla de Bronce de la EPI Convento de Mafra, Portugal, 2007; Medalla de Bronce en Acuarela XIV Salón Internacional, Maraussan, 2006; Diploma de Honor XIII Salón Internacional Maraussan, 2005; Medalla de Bronce en Gouache en el Salon Art et Vin en Boujan-Sur-Libron, 2005, entre otros.

En los desnudos, la línea curva perfila, recrea, dibuja, describe, evoca, serpentea, con una extraordinaria economía de recursos plásticos y visuales. Una línea rápida y firme que puede cambiar el dinamismo del trazo, generando un gesto audaz y delicado a la vez. Solo unos pocos trazos y manchas de color son suficientes para desbordar sensualidad y evocar la belleza del cuerpo femenino, para transmitirnos la atmósfera de cada pieza. Podríamos decir que se percibe una conjunción de música y silencios.

Juan es particularmente virtuoso en los paisajes, al seleccionar una esquina, una calle, los techos, edificios, escaleras, vitrinas, farolas, puentes, detalles evocadores de su vida, de su andar por su ciudad, de su Madrid. Se imbrica magistralmente lo lineal y lo colorístico. Con trazos ágiles y seguros retrata esos fragmentos de la ciudad de manera inigualable. La composición y los encuadres son magistrales, espectaculares; ambientes tranquilos, serenos, sosegados, en fin, evocadores. Es impresionante la sugerencia de las formas que van apareciendo en sus piezas donde la técnica es perfecta.

Jiménez ha logrado imponer su sello personal en cada entrega. Establece un diálogo con el espectador mediante el cual le sugiere apreciar, dinamizar la observación, entrar en complicidad y convertirse en un co-creador de sus obras. Estas creaciones que propone nos adentran en la espiritualidad del autor y vamos a su encuentro.

Nadia Chaviano Rodríguez, (catedrática y crítica de arte). 2016







...El dibujo preciso y la acertada elección del color hace del obra de Juan Jiménez algo más que una obra para recordar y añorar. Su colorido es valiente, de tonalidades densas y sólidas, a base de acertados contrastes...

Sol García-Conde, (crítico de arte)





...La técnica gouache permite una gran luminosidad en los colores y, a diferencia de la acuarela, empastar el blanco para obtener, de él, toda una bellísima gama de matices estructurales. Juan Jiménez lo emplea en toda su dominante potencialidad figurativa, como base para construir esas franjas de luz que, en pintura, crean, sobre las planas superficie del papel o tela, el milagro vital de los volúmenes con la trascendencia existencial de una palpitación echa de humanidad, de inspiración recreadora, ¡de arte! Excepcional dibujante, en la exposición tiene desnudos, trazados con la sutilidad de la línea continua, que son un prodigio de precisión y de belleza, su pincelada, amplia, vá recreando, con el moldeador cromatismo de sus colores, la realidad que va enfocando la entrañable singularidad de su óptica...

Basilio Gassent, (periodista y crítico de arte)







...Si alguna tendencia -para mejor información- tuviera que aplicarse a sus pinturas sería la de un postimpresionismo en el que continuarán las ideas de captar la luz sobre las cosas, sobre las superficies aunque con unas maneras que no ocultan el dibujo y no transfiguran las formas… Jiménez hace revivir lo que otra mirada rápida y superficial apenas capta...Jiménez escoge la circunstancia, que tiene otra categoría porque ahí se funden la humanidad de lo que desentraña, la vitalidad que tuvo y permanece...

Elena Flores, (crítico de arte)







...En los dibujos firmes y rápidos, el cuerpo humano se resume en líneas esenciales, nunca en personales caracteres. Juan Jiménez podría trabajar el retrato, pero eso supondría un esfuerzo de comunicación al que no está dispuesto...

Carlos Gómez Amat, (crítico musical)







...Juan Jiménez es pintor madrileño que destaca por su dibujo virtuoso lleno de fragancias esbelto de líneas seguras y sabias a la hora de componer figuras… Su ejecución perfeccionista da una gran dignidad y valía a su obra.

Julia Sáez-Angulo, (escritora y crítico de arte)







...Sus dibujos hablan de sus calidades y de su dominio de la línea. Es un excepcional dibujante. Con el agua logra tonalidades increíblemente matizadas. Es valiente en el empleo del color. Su obra tiene un acento muy personal. Dice mucho sin palabras. Elocuente en su estilo y comedido en sus formas...

María Francisca Olmeda, (crítico de arte).“Valencia Fruits"







...Junto al fuerte matiz del color, el artista pone la suavidad de sus propios sentimientos. ello también se transmite en la pureza de la línea de los esquemáticos dibujos sutiles desnudos femeninos- que completan la muestra....

Manuel Lorente, (crítico de arte) A. B. C. Se







...Juan Jiménez es un pintor ágil. Con especial habilidad para un cromatismo efusivo y que es un magnífico dibujante, como lo acreditan las sobrias y preciosas figuras femeninas en las que el autor luce elegante firmeza y expresiva economía de medios...

Eduardo López Chavarri, (crítico de arte)







Juan Jiménez es espléndido dibujante. Con pasmosa sobriedad diseña la figura y crea un arquetipo formal. No es el número pitagórico sino la idea platónica la que inspira unos rasgos que se volatilizan por qué sienten nostalgias de formulación uránica. Sin embargo la leve silueta define el ser con mas eficacia que el trazo acabado y detallado porque la idea se degrada en la materia. Utiliza una sólida y rica paleta de colores definidos con pulcritud y limpieza. Muestra temperamento vigoroso y segura técnica del gouache.

Francisco José León Tello, (crítico de arte). Revista Goya





VOLVER AL MENU